miércoles, 13 de noviembre de 2019

¿Cómo ha evolucionado la violencia de género?


La violencia de género es un problema realmente grave que cualquier país debe tratar de inmediato, evitando de esta forma cualquier incidente que sea irremediable en un seno familiar.

Después del inicio de un año siempre se tiene la esperanza de que la violencia de género se vea reducida o incluso mermada por completo, pero lo cierto es que cada año vemos como poco a poco aparecen nuevas víctimas de violencia de género, dejando claro que hay un eslabón en la sociedad que falta por cambiar y mejorar.

La violencia de género ha existido siempre, sólo hay que ver programas de televisión de hace 40 años aproximadamente donde los cómicos hacían alusiones a pegarle a sus mujeres de forma humorista con el resultado de un gran aplauso en el público tanto de hombres como de mujeres. Por suerte, el paso de los años hace que cualquier sociedad cambie y evolucione, hoy en día sería una locura pensar que un cómico hiciera una broma basada en violencia de género teniendo como resultado los aplausos del público. No obstante, aunque hayamos mejorado en este punto y no le veamos la gracia a estas bromas macabras hay mucho por cambiar todavía para llegar a una coexistencia de hombre y mujeres libre de violencia.

En primer lugar es sumamente importante atacar el problema desde la raíz, para ello hay que educar a las nuevas generaciones con la premisa de que tanto el hombre como la mujer son iguales y deben respetarse como tal, dejando claro tanto a los niños como a las niñas que la violencia no es una herramienta útil en ninguna situación, más bien todo lo contrario. Esta es la única forma de conseguir que las nuevas generaciones crezcan plenamente educadas en el respeto hacia el género opuesto, dándoles un trato equitativo y justo a los demás.

En el caso de tener problemas con violencia de género en personas adultas, la solución puede llegar a complicarse un poco más dado que es más difícil en ocasiones conseguir que un adulto cambie su forma de pensar, actuar y entender el mundo.

Esto es realmente grave ya que estas personas han crecido en una sociedad en la cual no se veía “mal” darle un bofetón a la mujer si se portaba “mal”, entendemos por un comportamiento inadecuado no ser obediente hacia determinadas tareas domésticas dado que la profesión de la gran mayoría de mujeres de esa época era la de ama de casa. Por este motivo, es realmente difícil aunque no imposible, hacer cambiar a una persona que ha crecido en un entorno machista que menosprecie a la mujer.

Un claro ejemplo son las familias en las que la madre era ama de casa tuviera un trabajo externo al hogar o no, además el núcleo familiar estaría compuesto por un hijo y una hija, en este tipo de familias lo habitual era que la madre pidiera ayuda a su hija para realizar todas las tareas domésticas, evitando a toda costa que tanto el padre como el hijo hicieran nada relacionado con el hogar. El ejemplo expuesto, muestra el tipo de mensaje que recibe ese niño dentro del hogar, nada más y nada menos que la mujer es la encargada de realizar todas las tareas, haciendo que el hombre se sienta el rey de la casa.

En estas familias, las cuales cada día hay menos, es dónde se crían muchos hombres con una visión distorsionada de la sociedad en la cual ven a la mujer como un objeto o personal del hogar, de tal forma que si se niegan a realizar las tareas puede llegar a traer consecuencias negativas como discusiones y demás.

Obviamente, el hecho de nacer en una familia con tendencia machista no implica que esa persona vaya a ser machista, pero es cierto que suele haber más tendencia. En cualquier caso, la violencia de género no está siempre incentivada por situaciones como la que se ha comentado anteriormente ya que la gran mayoría de asesinatos de este tipo han sido por celos y problemas sentimentales.

Cómo se puede comprobar, erradicar la violencia de género por completo en cualquier sociedad es una tarea necesaria pero completamente difícil, debido a la gran cantidad de factores psicológicos que intervienen en el sujeto agresor así como la situación en concreto que puede fomentar un tipo de acto u otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario